AL MOHÁN Y AL BICENTENARIO LOS ALOJA EL MAGDALENA

El año pasado, cuando Leonardo Comba fue invitado por la Fundación Gilberto Alzate Avendaño a acompañar a otros expedicionarios por las aguas del Río Magdalena, pudo continuar escuchando y escarbando las diversas historias que sobre el Mohán había escuchado desde pequeño. Por ello, también pudo enfocarse en su interés por la cultura ribereña – por la que Fals Borda llamó “la cultura anfibia” – además de darle continuidad a su tesis de grado.

Durante 13 días, Leonardo – quien es músico y diseñador gráfico de la Universidad Nacional – hizo este recorrido acompañado de otros 16 expedicionarios en el marco del  proyecto “Gritos que cambian la historia” por la celebración del bicentenario de independencia. Su viaje “tras las ondas del Mohán” comenzó el 17 de septiembre de 2009 en Bogotá y finalizó en Cartagena según la bitácora que Leonardo hizo, y en la cual también quedaron escritas y dibujadas sus impresiones de su paso por Honda, Barrancabermeja, Gamarra, El Banco, Mompóx, Calamar, Barranquilla, Tenerife y el Canal del Dique.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recordó su infancia en las poblaciones de Sogamoso, Ibagué y Ambalema, las diferencias entre la cosmovisión de un habitante de ciudad, otro de pueblo, uno de población ribereña y un pescador y que el Mohán no es un cuento de abuelos sino una realidad con la que conviven los lugareños todo el tiempo. Tanto será así que a pesar de las semejanzas entre los diferentes relatos que escuchó acerca de este personaje, la que más le impactó fue una que le contó una guía en Barrancabermeja – quien a su vez la oyó de otra mujer en el Tolima – y más o menos contada sería así :

“El Mohán se enamora de una mujer, la rapta, la lleva a sus cuevas bajo el río y no la devuelve. Cuentan que varias niñas se habían perdido, que solo aparecieron algunas prendas, pero ellas nunca. Una sí logro volver. En sus 3 meses de cautiverio, esta mujer escribió y escribió notas para que cuando se secara el río alguien las leyera y la rescataran. Un pescador encontró las hojas y llamó a sus amigos que eran expertos exploradores para que ayudaran a la mujer a escapar y así fue. No se ha oído otro caso. Nunca vuelven”.

Su experiencia está plasmada en una pieza gráfica en forma de bitácora, en donde están entretejidos testimonios, fotos y dibujos además de un documental, que fueron mostrados en el pabellón Bicentenario en la recién finalizada Feria del Libro de Bogotá.

Leonardo solo espera volver a hacer ese mismo recorrido con más tiempo, con más oportunidad de concentrarse en la experiencia, en la cultura y poder devolverles a los habitantes sus testimonios en forma de libro y de manera gratuita. Y, por supuesto, que esto redunde en nuevos y apasionantes retos.

Pueden escribirle al correo electrónico jalecongo@hotmail.com

Anuncios

8 comentarios to “AL MOHÁN Y AL BICENTENARIO LOS ALOJA EL MAGDALENA”

  1. Jancarlos ariza Says:

    la verdad yo no lo creia pero el 3 de julio del 2012 cuando cogieron
    en pedraza quede sorprendido por lo menos ahora si puedo decir que q el mohan es real

  2. Felicito este relato, incluído en “Efemérides bicentenarias sin motivo”, lo cual ya de por sí es un cuestionamiento importante entre tanta parafernalia tricolor…

    Y re felicito a Leo por mantener vivos estos andares, recuperar con sentido estas tradiciones que navegan por ríos, montañas, campos en voces realmente anfibias que pese a realidades conflictivas, mantienen tanta riqueza cultural; lo felicito sinceramente por el “arte con análisis” que quien haya podido ver en su bitácora habrá notado de inmediato…

    Una inspiración para una cuasi-antropóloga…

  3. Felicito esta experiencia, inscrita dentro de la sección “Efemérides bicentenarias sin sentido”, que ya de por sí es un cuestionamiento importante entre tanta parafernalia tricolor…

    Y super felicito a Leo por mantener vivos estos andares, la magia de las tradiciones culturales que navega por ríos, montañas, campos entre las historias de tantas voces que no se deben olvidar…

    Una inspiración total para una cuasi-antropóloga…

  4. erika sanchez Says:

    holas m parece espectacular el trabajo realizado por este joven pues son pocos los q aun se interesan por esa historias q nuestros padres contaban de cuando eran niños y con la cual yo m crie.Gracias leo por recordar q aun existen las leyendas con las culaes mi padre vivio su niñes y con la cual papa m arrullaba sinedo niña recordandome asi lo bello q es la vida .
    Suerte en tu proyecto q Dios t bendiga y sigue asi rescatando esa cultura q resiste amorir en nuestra vidas.

  5. Ana María Says:

    Buena descripción. Pero yo le sugeriría al autor Leonardo Comba, que haga un trabajo más profundo sobre el sentido cultural del Mohán. Está bien la nostalgia de su infancia, pero queremos arte con análisis. Gracias y saludos.

  6. Nicolás Says:

    Excelente descripción. Es un trabajo muy interesante y la reseña también.

    Saludos,

    Nicolás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: