¿QUIÉN GANÓ Y QUIÉN PERDIÓ CON EL MUNDIAL SUDÁFRICA 2010?

Posted in Uncategorized with tags , , , , on julio 12, 2010 by Bárbara Morales

El mundial de fútbol terminó y llegan los balances de todo lado: Los comentaristas, los narradores, los periodistas, la gente común y hasta Edgar Perea y Antonio Donato Casale tienen el suyo. Yo no me quedo atrás y por eso acá les tengo el mío. Simplemente les diré quién ganó y quién perdió en esta empresa del ocio colectivo llamada “Mundial de Fútbol”.

Comencemos por los ganadores:

  1. Gana Shakira. Porque vuelve a anotarse un hit en música desechable para toda ocasión. Las ventas de sus discos debieron aumentar considerablemente en el Mundial. Pero ¿Qué será de la futura suerte del Waka-Waka? ¡Porque esto es África!
  2. Gana Suráfrica. Porque pudo organizar el primer mundial de fútbol en África. Esto es un impacto exitoso para su imagen turística que no se puede tomar a la ligera.
  3. Gana la FIFA. Ellos van a lo seguro: A ganar plata por concepto de todo. A costa de los equipos, de los presupuestos de los países y del endeble patrimonio surafricano, si es necesario.
  4. Ganan nuestros conocimientos en geografía. Si no fuese por el mundial ¿Cómo nos enterábamos dónde quedan Ciudad del Cabo, Port Elizabeth, Polokwane o Bloemfontein? Hubiese sido necesaria otra guerra, entonces mejor dejémoslo así.
  5. Ganan los equipos latinoamericanos encabezados por Uruguay. Cuatro equipos en las ocho primeras posiciones. Seguimos con muchos complejos que no nos dejan ser finalistas, pero bueno. Por cierto: Felicitaciones a Óscar Washington Tabarez.
  6. Gana la estrategia desde el banco. Como en 2006, ante la evidente falta de talento en la cancha ganan quienes  saben aprovechar las debilidades del otro moviendo sus hilos como un Corleone: los directores técnicos. Otro mundial de técnicos y fútbol bastante soso.
  7. Gana España. Obviamente, por ser el nuevo campeón. Ahora sí no va a haber quien los aguante – normalmente, ya nadie se los aguantaba –.
  8. Gana Holanda. Llegó a la final y terminó oficialmente invicto, con la mejor figuración de su equipo en los últimos 20 años. Bien, mi “Naranjita del alma”.
  9. Gana Ghana (suena raro). Porque igualó a los mejores equipos africanos en la historia del torneo. Y casi no lo sacan: Fue necesaria una mano descarada yendo contra las reglas, como mejor lo sabemos hacer en América Latina.

¿Y quienes pierden?

  1. Pierde Suráfrica. Es el único local que ha sido eliminado en la primera ronda.
  2. Pierden otros equipos africanos que no son Ghana. Muy descuadernados. Definitivamente, el futuro del fútbol no está en África. Posiblemente esté en los jugadores africanos del Barcelona, el Chelsea o el Inter de Milán.
  3. Pierden Italia, Francia e Inglaterra. fueron un absoluto fiasco. Por lo demás, Francia fue a Suráfrica a hacer el ridículo.
  4. Pierde Brasil. Se estancó y no pudo pasar de tercera ronda. Esta generación de Brasil fue muy malita.
  5. Pierde Alemania. ¿Qué pasó? Fue un equipo muy contundente, que la embarró cuando no debía y por eso no pudo superar su actuación del 2006. Lo que no se gana en casa ni siquiera se puede arañar afuera. Lástima por J. Loew: Me cae bien.
  6. Pierde Holanda. Mi “Naranjita del alma”: Métete en la, digamos, “mollera”, que puedes ganar un mundial. Por ahora, sigues como Argentina con las Malvinas: Eternos sub-campeones.
  7. Pierde Oscar Julián Ruiz. Parece que en la FIFA por fin se dieron cuenta de que es un pésimo juez.
  8. Pierde Argentina con Diego Maradona. Solamente transcribo las palabras de un argentino en twitter que definen muy bien lo que le sucedió a este seleccionado: “Alemania jugó con un técnico y Argentina con un animador”. A Diego se le cayó la estantería y dejó perder a la mejor generación reciente del fútbol argentino ¿Lo van a ratificar por esa campaña tan maravillosa? ¿Hasta dónde llegará la idolatría?.

Nicolás Arias Velandia.

En twitter: @orwelliano

orwelliano@hotmail.com



EVERYBODY HATES INGRID

Posted in Uncategorized with tags , , , , on julio 11, 2010 by Bárbara Morales

No habían pasado dos días luego de que Caracol Televisión nos bombardeara con trailers de la Operación Jaque y la mañana del siguiente día (viernes 9 de julio) nos toma de sorpresa  la noticia de que Ingrid Betancourt demandaba al estado colombiano por una suma astronómica (que posteriormente se convertiría en “simbólica”) por no garantizar su derecho a la libertad, básicamente. Y en la noche nos fuimos a dormir con la versión de su vocero, según la cual, la solicitud de Ingrid y sus familiares fue objeto de tergiversaciones y que solo se limitaba a un pedido de conciliación.

Por supuesto, las reacciones en Colombia y los titulares en los medios de comunicación del planeta no se hicieron esperar. Los chistes sobre el pulpo Paul que “pronosticaba y acertaba” los marcadores del mundial de fútbol fueron opacados por las caricaturas que acuñaban nuevas palabras como “Ingridtitud”; muchas voces del común (incluida la mía) se levantaron con furia reclamando por el posible destino de los impuestos que se pagan, en tanto que en otras ocasiones no parece importarnos mucho. Los representantes del gobierno, por su parte,  se declararon sorprendidos por tal petición y  los editoriales y analistas pronosticaron avalanchas de demandas. De hecho, otros de los VIP ex – kipnapped, Jorge Gechem Turbay  y Sigifredo López declararon sus posibles intenciones de seguir los pasos de Ingrid en tal sentido. Incluso mi madre sostuvo en tono muy serio que la popularidad de las FARC andaba por las nubes en comparación a la de Ingrid, en fin.

Hoy domingo, nos vamos a la cama con las declaraciones públicas de Ingrid lamentándose por las negativas repercusiones que ha tenido su acción legal; erigiéndose como alguien que sacrifica su imagen pública en pos de las legítimas reclamaciones de otros secuestrados, ex – secuestrados y sus familias;  y además, declarando su arrepentimiento dado el cauce que han tomado las cosas desde el viernes pasado.

No es bueno ver en todo una posible cortina de humo pero:

  1. El hecho de que se haya “aclarado” el tipo de petición formulada por la ex – candidata presidencial  al estado colombiano no deja de crear la sensación de engaño. Es sabido que cuando se desea entablar una acción jurídica contra el estado el primer y obligatorio paso es el de la conciliación, si ese no funciona se pasa a la demanda. La “rectificación” proporcionada por el vocero de Ingrid nada tiene de tal.
  2. Hubiera sido una bella oportunidad para conocer el grupo de personas al cual Ingrid dice representar en su deseo de justa reparación. ¿Por qué no dijo quienes eran? (Y no me digan razones de seguridad, ya soy mayorcita de edad).
  3. El monto absurdo al cual ascendían las pretensiones de indemnización pasa ahora a ser una cifra simbólica (¿?).
  4. Siendo la razón que alega Ingrid el hecho de que no se le haya garantizado su seguridad, ni su ejercicio al derecho de la libertad ¿No se le advirtió en repetidas oportunidades la gran imprudencia que representaría el acometer ese viaje a la antigua “Zona de distensión”? En su declaración ella alega que además de ser advertida, le fue quitada su escolta lo cual significaría que le estaban manipulando la campaña lo cual ella no iba a permitir. Pero querer subirse al helicóptero de Pastrana (presidente por aquél entonces) ¿era solo un pequeño favor que no se le niega a nadie, verdad?
  5. La existencia de un supuesto documento con copias en el DAS y MinDefensa, en el que tanto ella como su cercana Clara Rojas se hacen responsables de su propia seguridad y de lo que pasara luego de que cruzaran la línea divisoria, y respecto al cual Ingrid declaró ante el país “no recordar ese episodio”.
  6. A Ingrid las FARC le permitieron el ingreso a la zona, a Horacio Serpa (también candidato presidencial en ese entonces) se le negó.
  7. Es muy extraño que Ingrid no previera las voces que se alzarían en contra de su “deseo de conciliar”, es muy difícil creer que esto no lo tenía previsto. Por ende, ¿cómo llamaríamos su declaración de arrepentimiento?
  8. Algo de lo que ya nadie habla y a nadie parece importar. Ingrid tiene doble nacionalidad. ¿Qué pitos toca Francia en todo este asunto?

No nos llamemos a engaños. Ingrid no juega a ganarse la simpatía de nadie, incluso parece estarse poniendo en un sitio muy difícil ante la opinión pública. ¿Descubriremos qué hay detrás o solo nos encontraremos con otro velo?

Mejor, sigo viendo Los Comediantes de la Noche.