Archivos para Teusaquillo

De los grafitis a la lucha por los derechos humanos hubo un edificio

Posted in Actualidad with tags , , , , , , , , on febrero 19, 2012 by Bárbara Morales

La pintura blanca no lo cubre todo.

En el paisaje del sector de Teusaquillo, como muchos otros en Bogotá, resaltan las llamadas pintasestenciles o mejor conocidos como grafitis. Nada de esto es nuevo, todos los días los vemos en la calle. Nos gustan, nos desagradan, no nos atraen o nos escandalizan. Pero ignoramos que detrás de cada pared pintada así, puede haber una historia, o mejor, varias que convergen en una sola.

Desde 2005 hasta 2009 y aún 2010, en un edificio ubicado en la esquina de la calle 32 con carrera 13 (muy cerca a la estación de Profamilia de Transmilenio) se gestaron movimientos que marcaron una época de trasgresión y resistencia al sistema a través de la expresión cultural.

El piso 3 del edificio en el que ahora queda una escuela de fotografía, era el sitio en donde se reunía el colectivo Excusado, conformado por 4 grafiteros. Entre ellos estaban Stink Fish y Saint Cat. Este último salió del colectivo que terminó desintegrándose y se unió a Bastardilla, quien ha colaborado con artistas como Aterciopelados en diversos proyectos.

El llamado “Piso 3” era el centro de encuentro de diversos grupos de grafiteros de países como México, Chile y España. A sus reuniones y talleres se unían bandas de punk de la ciudad en conciertos memorables para una generación de jóvenes capitalinos, que aún recuerdan haber sido raqueteados por la policía a medianoche, cual si fuera una cita acordada.

Los sectores aledaños al edificio daban buena cuenta del paso de estos artistas urbanos. Hoy no quedan muchos rastros de ello, pocas pintas se conservan y han dado paso a muros limpios excepto por letreros pintados por los múltiples manifestantes que pasan por allí.

Las monjas del colegio María Auxiliadora ya no tienen muchos motivos para escandalizarse. Ahora solo se observa un cartel de SE ARRIENDA.

El piso 2 del mismo edificio alojaba por la misma época al colectivo El Salmón Cultural, objeto de un discutido y polémico allanamiento por parte del DAS y la Fiscalía, y del cual hacía parte Yuri Neira.

Yuri es el padre de Nicolás Neira, joven de 15 años que (según el dictamen de la justicia) fue muerto a golpes en una marcha del primero de mayo de 2005 por uniformados del ESMAD que se encontraban en la 7ma a la altura de la calle 18, uno de los puntos donde tuvo lugar dicha manifestación.

Actualmente, en el primer piso del edificio hay un local de comidas rápidas y otro de venta de elementos de tipografía; y el segundo, FOTO DESIGN, una academia colombo-argentina de fotografía artística establecida hace 4 meses allí. Ahora Yuri sigue concentrado en la conformación de la Fundación Nicolás Neira, con la cual espera denunciar y combatir los abusos de la Policía contra los ciudadanos.

Empezamos por los grafitis y terminamos en una denuncia que ya corre camino por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. ¿Casualidad? ¿Causalidad? Solo hay que cambiar una “u” de lugar para que los hechos tengan una interpretación diferente.

* Esta nota no sería posible sin la colaboración de David Ramírez-Ordónez. En Twitter es: @hiperterminal Su página web es: http://blog.nomono.co/

** Solo tienen que hacer click en la imagen de la captura de GoogleMaps para que puedan ver las fotos que se tomaron del edificio y sus alrededores, las fotografías en Flickr de grafitis ya borrados, así como los videos y noticias en relación con el caso de Nicolás Neira.